Sìndrome Post-Vacaciones

Sìndrome Post-Vacaciones


Sìndrome Post-Vacaciones

 

La vuelta a la rutina diaria después de las vacaciones puede deparar cambios para el organismo, en razón de que ordenar nuevamente los horarios de comida, el descanso y el ritmo de trabajo suelen alterar el reloj interno y traer consecuencias en el estado de ànimo.

Las vacaciones requieren de un tiempo para prepararlas y disfrutar en su organización junto con la familia, y otro de volver a las actividades habituales, con las consiguientes adaptaciones a los cambios de la vida.

El regreso a lo cotidiano a veces conlleva la sensación que lo bueno se termina y lo malo vuelve a aparecer, porque màs allà de la edad, se vive el momento como una obligación de retomar a la escuela, el trabajo o las ocupaciones del hogar.

¿Qué oculta el hecho de que volver a la realidad se transforme en tanta frustración? Conocernos de la oportunidad de tener mejores recursos para transcurrir los cambios con mejor calidad de vida.

Las vacaciones suponen un cambio importante y brusco, por lo general placentero, por lo que cuando concluyen hay que enfrentarse a la realidad y algunas personas pueden sentir ansiedad y depresión.

Precisamente las personas afectadas por el síndrome postvacacional requieren un tiempo de adaptación, que oscila entre las 24 horas y un mes. En ese lapso, pueden experimentar:

·         Fatiga

·         Irritabilidad

·         Tristeza

·         Apatía

·         Ansiedad

·         Insomnio

·         Dolores musculares

·         Nàuseas

·         Palpitaciones y taquicardia

No hay que alarmarse, porque padecer èstos síntomas durante los dàis siguientes a la vuelta constituye, en general, un malestar transitorio y sòlo requiere una consulta mèdica cuando el estado de desànimo persiste màs 4 semanas.

Para Prevenir el síndrome pos-vacacional, hay que animarnos a retomar los hábitos y los horarios varios días antes de volver a la rutina diaria, favoreciendo asì una adaptación progresiva a los cambios y evitando el retorno brusco a la rutina.

Ademàs, con la llegada del año lectivo, fin de vacaciones, nos encontramos con un bajo entrenamiento, cansados, unos kilos de màs y altas comidas calóricas. Algunas personas optan por retomar el gimnasio, otras salen a correr, están las que prefieren el agua para entrenar, salir a pedalear, y las que buscan deportes en equipo como Voleyball, Basquet o Fútbol, entre otras…

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), define a la salud como el “estado completo de bienestar físico, psíquico y social de las personas”, por cuanto los seres humanos buscan ese bienestar en la actividad física y para ello se deben tomar en cuenta varias recomendaciones para evitar lesiones antes de empezar cualquier actividad puntual en el ámbito deportivo.

Los deportistas de fin de semana o atletas recreativos deben incluir algún tipo de entrenamiento atlético de lunes a viernes dos a tres veces por semana, para ayudar a fortalecer los grupos musculares que utilizan en su deporte dominante, acompañada de una buena nutrición e hidratación.

Cuando se quiere comenzar a ejercitar el cuerpo, luego de un tiempo que estuvo sin actividad, lo primero que hay que hacer es una evaluación médica. Los pedidos habituales son; un chequeo clínico que incluye laboratorio, radiografía de tórax y electrocardiograma, a los que se deberían sumar según la opinión del médico, un Ecocardiograma Doppler, para descartar enfermedades en las paredes como la hipertrofia o engrosamiento, y en las válvulas cardíacas, descartando la insuficiencia cardíaca, y una Ergometría sobre todo en los mayores de 40 años para evaluar el funcionamiento del corazón ante cargas progresivas observando el comportamiento de la presión arterial, además de cambios en el monitoreo del electrocardiograma que se controlan en forman simultánea.

Y para los deportistas de elite se sugiere agregar:

·         un estudio de Ergoespirometria,  evaluado por un mèdico Deportólogo para medir su Vo2max y su coeficiente respiratorio, ya que con estos valores uno puede planificar mejor sus entrenamientos.

·         Agregar también un estudio de Biomecànica para mejorar su postura y posición según el deporte seleccionado, èste ser evaluado por un Kinesiòlogo.

·         Y como último realizarse un estudio de Bioimpedancia para ir corrigiendo su composiciòn corporal según su somatotipo.

La recomendación principal para prevenir cualquier tipo de complicación durante el deporte es tener en cuenta que el entrenamiento lleva un determinado tiempo para cada persona y que es medible y objetivo. Pero esto debe ser estudiado individualmente por un entrenador especialista de la disciplina, que además del plan de entrenamiento realizará un control del descanso y de alimentación.

·         Los adultos jóvenes deberán adecuar sus ejercicios al entrenamiento que posean, ya que es frecuente observar sobre-exigencias de fin de semana sin la práctica previa semanal. Se recomiendan ejercicios aeróbicos como tenis, natación, ciclismo, trekking, caminata y trote. Debe tenerse especial atención en la superficie donde se realizan, ya que se observan micro traumas a nivel de columna cervical y dorso lumbar, ocasionado por la actividad sobre cemento o baldosas. Se recomiendan pisos flotantes o sobre césped.

·         En la adultez y tercera edad, lo que se pretende es evitar el acortamiento muscular, por eso lo ideal es la utilización del mayor grupo muscular posible, realizando yoga y ejercicios aeróbicos. Muchas veces por padecer artrosis no se puede caminar más que pocos metros, pero estos mismos pacientes pueden andar en bicicleta fija o móvil por varios kilómetros, al igual que realizar agua gym. En esta etapa, el ejercicio es útil para tener un peso adecuado, mantener las cifras de colesterol y glucemia en valores normales, disminuir el riesgo coronario, el de padecer diabetes, mantener un estado muscular óptimo, evitar lesiones osteoarticulares con un mejor entrenamiento y prevenir las caídas, que son tan frecuentes en la tercera edad.

 

·         En el caso de los niños en general, la actividad física mejora la respiración, la postura e influye en el desarrollo psicosocial. Se recomienda a los padres que los lleve a sus hijos a pràcticar diferentes disciplinas deportivas hasta los 12 años, ya que de èsta manera el niño desarrollara su sistema locomotor obteniendo un desarrollo òptimo hasta la pubertad

 

·         En el caso de los adolescentes la pràctica deportiva lo ayudarà a desarrollarse como sujeto  insertado en la sociedad, y podrán apreciar sus beneficios acompañándolo para el  resto de su vida junto al deporte, y asì, disminuyendo el uso de drogas ilícitas, tabaquismo y alcohol.

 

Qué se debe hacer antes de realizar una actividad fisica?

Realizar un buen calentamiento físico, 10 a 15 minutos antes de empezar la actividad física, para evitar lesiones y mejorar el rendimiento físico.  Realizar estiramientos musculares, antes, durante y después de su entrenamiento.

El calentamiento muscular previo al ejercicio y la elongaciòn posterior contribuyen a prevenir lesiones o calambres. La importancia de estirar después de hacer ejercicio radica en que representa una medida preventiva de lesiones en los músculos y en las articulaciones del cuerpo.

 

Que enfermedades pueden prevenirse practicando ejercicio físico?

·         Presión arterial alta. ...

·         Enfermedades cardíacas y Pulmonares. ...

·         Sobrepeso y obesidad. ...

·         Diabetes tipo II. ...

·         Osteoporosis. ...

·         Estrés. ...

·         Colesterol alto. ...

·         Enfermedades oculares…

·         Artritis..

·         Alzehimer..

·         Depresiòn..

·         Fibriomialgia…

·         Càncer..

·         Ansiedad…

·         Resfriados y la Gripe..

 

Salir a realizar mi primer deporte, debe ser de fàcil accesibilidad, la cuestión no es pensar en ganar, si no como llevar a cabo un entrenamiento perfecto, para ello se debe tomar en cuenta lo siguiente:

1.            Antes de iniciar un entrenamiento es recomendable un chequeo médico para conocer el estado de salud y forma física.

2.            Asesorarse con un buen profesional para que le guie en su actividad física.

3.            Contar con ropa y calzado adecuado, transpirable y confortable.

4.            Hidratarse antes, durante y después de la actividad física.

5.            Realizar un buen calentamiento físico, 10 a 15 minutos antes de empezar la actividad física, para evitar lesiones y mejorar el rendimiento físico.

6.            Realizar estiramientos musculares, antes, durante y después de su entrenamiento.

7.            Asegurarse de ejecutar de una manera adecuada los ejercicios, una mala ejecución produce lesión.

8.            Siempre trabajar la musculatura abdominal para mejorar la postura y así evitar problemas en la espalda.

9.            No utilizar fajas o fundas, ya que estas evitan la transpiración provocando severos aumentos de temperatura y deshidratación por la pérdida de agua.

10.          Hacer ejercicio solo o en grupo y a la hora que prefiera, dando prioridad a las horas de descanso y evitando el alcohol y el tabaco principalmente.

 

Si la mujer está embarazada el ejercicio físico evita dolores de espalda, aparición de varices, edema de miembros inferiores.

Regular la presión arterial realizando ejercicios cardiovasculares de intensidad baja a moderada y verá descender su presión arterial. Si es diabético recuerde la triada dieta, ejercicio e insulina.

 

 

Bueno Amiguitoss,  llegamos al final del consejo saludable... FELIZ AÑO LECTIVO..2019 y a full con los objetivos  y metas propuestas! Espero que les haya servido de algo. Les dejo mis  saludos y como digo siempre,  NO DEJEN “NUNCA DE SONREIR” y decile No a las Drogas y al Alcohol..!! Saludos de tu Amigo Dr. Carlos Carrizo Médico-Deportologo y Nutricionista mp2856